jueves, 22 de agosto de 2013

Rulo de espinacas, queso y nueces



La receta que os traigo hoy es de las primeras que aprendí en la Escuela de Cocina de Javier Vilchez, allá por noviembre de 2007. La he hecho bastantes veces, pero aún no la había fotografiado para el paso a paso. Este verano la he vuelto a repetir y en esta ocasión si le he hecho el reportaje. Es un aperitivo muy refrescante y bastante sorprendente. A pesar de ser un bizcocho con hojas de espinaca no se aprecia demasiado el sabor, aunque el color las delata definitivamente. El relleno de queso lo he adaptado a mi gusto, ya que originariamente Javier lo rellenó con queso Philadelphia y nueces, pero yo lo he mezclado con otros quesos de untar y un poco de roquefort para darle más potencia al sabor del relleno.
Se pueden y se deben hacer el día de antes para que el relleno compacte y sean más fáciles de cortar, lo que es muy conveniente cuando debemos preparar varios platos para una celebración y no podemos hacerlo todo en el mismo día.

Ingredientes:

Para el bizcocho:
Una bolsa de 250 gr de espinacas frescas
1 yogur natural
1 huevo
100 gr de harina
50 ml de aceite de girasol
1 cucharadita de levadura Royal
Una pizca de sal

Para el relleno:
125 gr de queso Philadelphia
125 gr de queso de untar semicurado
50-75 gr de roquefort (según gustos)
50 gr de nueces peladas

Elaboración:
Precalentar el horno a 190º.
Ponemos en el vaso el yogur, el huevo, la harina, el aceite de girasol. La levadura y la sal.

Incorporamos también las hojas de espinaca y trituramos bien. En Thermomix: en velocidad 6-8 durante 1 minuto.

Forramos una bandeja con papel de hornear y repartimos la masa de bizcocho en una capa fina.

Horneamos a 190º durante 6 minutos aprox, cuando veamos que empiezan a dorarse ligeramente los bordes. Es normal que salgan algunas burbujas por la parte de arriba, pero no hay problema porque luego no se notarán.

Estando el bizcocho lo más caliente posible lo ponemos boca abajo sobre un paño limpio, quitamos el papel de hornear y lo enrollamos lo más apretadito posible en ese paño para que se enfríe con esa forma.

Mientras tanto, vamos preparando el relleno: primero picaremos las nueces ya peladas “a cuchillo” para que nos encontremos trozos en el relleno.

Ponemos en el vaso los tres tipos de quesos, y los mezclamos bien (TMX: vel 4, 20 seg)
 

Añadimos las nueces y volvemos a mezclar muy suavemente para que no se trituren (TMX: 20 seg, vel 1).

Terminamos de mezclar bien con una espátula de silicona.


Cuando el bizcocho esté a temperatura ambiente ponemos la crema de quesos y nueces y la esparcimos bien. Lo volvemos a enrollar (al haberse enfriado estando enrollado no se romperá).

Lo envolvemos bien apretadito en papel de aluminio y lo metemos en la nevera para que la crema de queso tome cuerpo y podamos cortar fácilmente el rulo sin que se salga el queso. 

Como ya comenté, podemos incluso prepararlo el día de antes y conservarlo así hasta el día siguiente.
Cuando lo vayamos a servir, lo cortamos en rodajas y lo emplatamos.

¡Buen provecho!

8 comentarios:

  1. ¡ Que alegria volverte a ver en activo con esta recetilla ! Me ha gustado y sorprendido la intensidad del color verde que te ha quedado. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que en agosto es muy complicado publicar nada. Ahora estoy unos dias en casa, así que tenía que aprovechar.
      Desde luego el bizcocho queda verde, verde...
      ¡Muchos besos! ¡Nos vemos prontito!

      Eliminar
  2. Riquisimo como siempre Mavi, me alegro del paron si estas disfrutando del descanso, besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! De vez en cuando hay que disfrutar de la familia y soltar el teclado. Está siendo un mes esturpendo.
      Muchos besos.

      Eliminar
  3. Divino Mavi.
    Yo siempre lo he preparado con tortilla de espinacas, nunca con bizcocho, pero lo probaré.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues queda muy bien, Bego. Espero que lo pruebes y te guste.
      Besitos.

      Eliminar
  4. Me encantaaaa, tiene un aspecto delicioso, y con ese color verde tan bonito!! Esto me lo guardo que seguro que me va a encantar!!
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Raúl! Desde luego llamativo sí que queda.
      Saluditos.

      Eliminar