martes, 21 de mayo de 2013

Galletas de comunión para Rafa


El sábado11 de mayo recibió su primera comunión Rafa, hijo de nuestros buenos amigos Victor y Silvia. Como no podía ser de otra manera, le hice unas galletitas para que repartiera entre todos los invitados.
Son galletas de mantequilla, hechas con esta receta. Están decoradas con glasa real.

Hice unas cuantas galletas más "serias", para que sirvieran como recordatorio:
También hice otros modelos de galletas para repartir entre los niños, aunque me consta que no sólo las eligieron los niños...
Estas, en concreto, las hice especialmente para Rafa porque que es un fenómeno del esquí:
Y luego, muchas galletitas infantiles: coches:
Casitas:
Piratas:

Doraemon:
Globos:
Polos:
Caramelos:
Y para su hermana Victoria y demás primas y amiguitas asistentes a la comunión, hice unas cuantas "más femeninas", como estos trajes y coronas de princesa:
Cupcakes:
Flores:
Aquí las podéis ver ya embolsadas y con su etiquetita puesta:
Y todas juntitas, colocaditas en las cestas:

¡Espero que os hayan gustado! Yo disfruté muchísimo haciéndolas.

10 comentarios:

  1. Y la mama del comuniante no tiene palabras para agradecer a su amiga Mavi estas galletas.....No poque sean preciosas y porque estaban buenísismas, sino porque se las hizo a mi hijo..........y eso lo recordaremos siempre, él y yo!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Gracias, Silvia!!! Sabes que para mi fue un placer hacérselas.
      Besitos.

      Eliminar
  2. Cuánta variedad! Son preciosas! Bicos.

    ResponderEliminar
  3. Te han quedado chulisimas..que artista Mavi!!Bs

    ResponderEliminar
  4. Puffff!!! estoy agotada de ver todo el trabajo que lleva!! que bonitas, que bien quedan!! Enhorabuena son geniales!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Carolina! Aunque den trabajo, recompensa el resultado..

      Eliminar
  5. Mavi, cuanto tiempo se conservan??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien enpaquetadas pueden conservarse hasta 3 meses (para comérselas, claro está). Si es para guardarlas sin pensar en comérselas, siguen igual de bien durante años.

      Eliminar