jueves, 25 de octubre de 2012

Patatas confitadas

La receta de hoy es bastante sencillita. Son unas patatas confitadas que sirven estupendamente para una guarnición o cualquier otra cosa que se nos ocurra. Aparentemente parecen unas patatas cocidas, pero al estar confitadas quedan muchísimo más jugosas que cuando las cocemos o las asamos. Para confitar, tenemos que cocer a baja temperatura en una grasa (en este caso, aceite de oliva viergen extra) a una temperatura entre 60ºC y 90ºC durante un tiempo más prolongado del habitual. Podemos confitar también carnes y pescados usando la misma técnica y quedan muy tiernos y jugosos. 
 


Ingredientes:
300 gr de patatas enanas
2 dientes de ajo
Aceite de oliva virgen extra



Elaboración:
Lavar a fondo las patatas y secarlas bien.
Ponerlas en un cazo (que queden bastante ajustaditas para no tener que usar mucho aceite) con los 2 dientes de ajo.

Cubrirlas completamente de aceite.

Ponerlas al fuego. Tenemos que conseguir que empiece a burbujear el aceite ligeramente y luego bajar el fuego para mantenerlo a ese nivel durante todo el tiempo de cocción. No es imprescindible, pero ayuda bastante si tenemos un termómetro de cocina, con el que podemos controlar con más precisión la temperatura: cuando alcancemos los 80º C de temperatura, bajar el fuego al 1 o al 2. Debemos vigilar que la temperatura nunca supere los 90ºC (debemos mantenerla entre 80º y 90º)
Debemos cocinarlas así entre 45 y 60 minutos, hasta que estén tiernas (lo comprobamos pinchándolas con un cuchillo fino).

Escurrir bien (guardando el aceite para cualquier otro uso) y salar antes de servir.

Como he usado patatitas muy tiernas, tienen la piel muy muy fina, así que no es necesario que las pelen ni los más delicados.
En este caso las he usado como aperitivo, sirviéndolas como unas pequeñas patatas bravas al estilo de mi tierra (con un poco de mayonesa con ajo por encima y salsa brava para que piquen lo necesario):


 

12 comentarios:

  1. ¡qué buenas!! nunca las había hecho así. He probado las alcachofas confitadas, pero las patatas deben estar de muerte!! Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo he confitado bastantes cosas y siempre salen muy buenas. Lo de las alcacofas no lo he probado, y me parece una idea estupenda.
      Besitos.

      Eliminar
  2. Mmmm... deliciosas guapi!! Me apunto la receta para probar que tienen que estar riquisimas !! Besitos :)

    ResponderEliminar
  3. ¡Estas patatillas tienen que estar para chuparse los dedos y despues ....relamerse! Me pasa lo que a ti ,he confitado muchas cosas ,pero nunca habia hecho patatas.Las hare,las hare.Gracias por la idea y su demostracion ,claro.Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hazlas, Mª José, que verás qué ricas quedan.
      Muchos besos.

      Eliminar
  4. Que buena pinta que tienen estas patatas. En cuanto pueda seguro que las hago, me guardo la receta.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Marta! Espero que te gusten tanto como a nosotros.
      Saluditos.

      Eliminar
  5. Ole! Guarnición de lujo y la foto del final... madre mía, con lo que me gustan las bravas. Estoy yo pensando que el aceite de confitar las patatas con los ajos tiene que estar estupendo para freir un par de huevos y hacer muchos barquitos con ellos :P

    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El aceite está fenomenal para usarlo en lo que quieras, porque queda limpio limpio y no se ha quemado nada de nada al no superar los 90ºC. Pero lo de los huevos y muchos barquitos creo que no se puede superar...
      Besitos.

      Eliminar
  6. madre mia! qué pinta tiene eso! Me lo apunto para las fiestas!
    Besos

    ResponderEliminar