jueves, 28 de febrero de 2013

Pastel cordobés (o pastelón cordobés)



Con motivo de la celebración del día de Andalucía (28 de febrero), asistimos ayer varios padres y madres a la clase de mi hijo Gonzalo para hablarles de las distintas provincias de nuestra región y probar algunos de sus productos y comidas típicas.
A mi me tocó la provincia de Córdoba, así que, considerando que son niños de 4 años, no era cuestión de llevarles rabo de toro, salmorejo ni alcachofas a la montillana, y teniendo en cuenta que era un desayuno tampoco era cuestión de llevar flamenquines. Así que me decidí por este rico postre muy típico de Córdoba: el pastel cordobés o pastelón cordobes, que si se hace en versión individual se llama "Manolete" (en honor al torero).
La masa original se hace con una mezcla de harina y manteca de cerdo que se pliega varias veces para formar un hojaldre. En este caso he optado por la versión rápida, con masa de hojaldre comprada aunque, eso sí, con forma circular para ser fiel a la tradición.
También puede encontrarse este pastel en dos versiones: sólo relleno de cabello de ángel o con cabello de ángel y jamón, que es como lo hice yo.
Esta es mi aportación al #diadeandalucia

Ingredientes:
2 planchas de hojaldre redondas
1 lata de cabello de ángel (380 gr)
80 gr de jamón ibérico picado muy fino (opcional)
Azúcar
Canela


Elaboración:
Precalentamos el horno a 200º C.
Ponemos en una bandeja de horno una de las planchas de hojaldre.

 Ponemos sobre ella el cabello de ángel, y lo distribuimos bien sin llegar al borde.

Si queremos usar jamón, lo repartimos sobre el cabello de ángel.
 Colocamos encima la otra lámina de hojaldre.
Cerramos bien el borde, haciendo una especie de trenzado en el borde.
Pinchamos con un tenedor la superficie para evitar que el hojaldre suba en exceso.

Cubrimos con azúcar mezclado con un poco de canela molida.

Horneamos en la parte central a 200º C, con ventilador y calor arriba y abajo unos 15-20 minutos, hasta que veamos que está bien doradito.
Si queremos, podemos acabar de caramelizar el azúcar de la parte de fuera con un soplete (se me olvidó la foto).
Hay que dejarlo enfriar antes de tomarlo.
Aquí podéis ver unas fotos del corte.
 ¡Buen provecho!

miércoles, 20 de febrero de 2013

Empanada exprés de atún en escabeche


El fin de semana pasado fuimos a visitar a unos amigos. Queríamos llevar algo para la cena, y siendo viernes de cuaresma me pareció una buena opción llevar una empanada de atún. Como no tenía demasiado tiempo, decidí hacer esta pseudoempanada, usando hojaldre comprado y rellenándola básicamente a base de latas, con lo que la hice en un ratito. El resultado fue más que bueno. La repetiremos con total seguridad.




Ingredientes:
2 láminas de hojaldre rectangulares
2 o 3 latas de atún en escabeche
1 lata de sofrito natural “El Guiso”
1 latita de cebolla sofrita “El Guiso”
5 o 6 pimientos del piquillo de lata
3 huevos (2 cocidos y 1 para pintar)
     (eran tímidos y no salieron en la foto)
1 latita de aceitunas
1 latita de tomate frito “El Guiso”

Elaboración:
Ponemos a cocer 2 huevos en agua con un poquito de sal y un chorreoncito de vinagre. Los cocemos 12 minutos, y los cubrimos de agua fría inmediatamente después para que se pelen bien.

En una sartén, ponemos la lata de sofrito, la latita de cebolla, los pimientos del piquillo en trocitos y las aceitunas en rodajitas. Salteamos un par de minutos para que se integre todo bien.

Ya fuera del fuego añadimos el atún desmigado y escurrido y los huevos cocidos cortados en daditos pequeños.  Lo mezclamos todo bien.

Añadimos tantas cucharadas de tomate frito como necesitemos para que quede con la consistencia que buscamos. Yo no he añadido la latita entera porque estaba bastante jugoso. Lo dejamos enfriar antes de rellenar el hojaldre.

Precalentamos el horno a 200ºC (calor arriba y abajo, con aire).
Ponemos papel de horno sobre una bandeja de horno. Colocamos una de las láminas de hojaldre y cubrimos con el relleno, sin llegar a los bordes.

Cubrimos con la otra lámina de hojaldre.

Cerramos bien los bordes.

Batimos el huevo que nos queda y pincelamos la superficie con él.

Pinchamos con un tenedor por toda la superficie para que el hojaldre no se infle en exceso.

Horneamos a 200ºC con el horno precalentado unos 20-25 minutos, hasta que el hojaldre esté bien hecho y doradito.
Al sacarlo del horno está algo inflada la empanada, pero en cuanto se enfría un poco baja a su estado normal.

Aquí podéis ver una foto del corte:
 
¡Buen provecho!

jueves, 14 de febrero de 2013

Tarta de cumpleaños del Real Madrid


Hace unos días fue el cumpleaños de Jose Enrique, un buen amigo de mi marido. Quería sorprenderle con una tarta y me pidió que se la hiciera. Como es un forofo del Real Madrid, estaba claro de lo que la tenía que hacer...


Ingredientes:
1 bizcocho esponjoso  (receta aquí)
Dulce de leche casero (receta aquí)
Ganaché de chocolate (receta aquí)
Almíbar de anís estrellado (receta aquí)
Fondant blanco
Perlitas blancas
Leche condensada para pegar
Tintes de colores comestibles en gel


Montaje:
Una vez que tenemos el bizcocho esponjoso horneado y frío (puede hacerse incluso el día de antes), le damos la vuelta y lo partimos en 3 capas usando una lira.

Para que al montar las capas volvamos a colocarlas en la misma posición, un truquillo es poner un palillo en cada una de las capas para que nos sirvan de referencia.

Calamos con almíbar la primera capa. Lo he puesto en un biberón para que sea más cómo repartirlo.

Cubrimos esta primera capa con dulce de leche

Ponemos la segunda capa de bizcocho y calamos también con el almíbar

Esta segunda capa la cubrimos con ganaché de chocolate

Cubrimos con la tercera capa, que si queremos podemos calar con almíbar también, pero por la parte interior (la que ahora pega al ganaché de chocolate). Nos aseguramos que los palillos quedan alineados.

Cubrimos todo el exterior de la tarta con ganaché de chocolate, cubriendo previamente con tres tiras de papel de horno para que no se manche la bandeja. Lo metemos en el frigorífico para que el chocolate tome cuerpo y endurezca.

Mientras tanto, podemos ir preparando el fondant. En este caso, como sólo tenía fondant blanco, necesitaba teñir una pequeña cantidad de azul-morado, amarillo y rojo para hacer el escudo del Real Madrid. Es conveniente usar una bolsa de plástico para empezar a amasar con el colorante. Con esto conseguimos con acabar con las manos completamente teñidas, aunque alguna mancha que otra no nos la quita nadie…

Cuando el chocolate ha endurecido, tenemos que alisarlo todo lo que podamos para el fondant quede completamente liso. Para ello, usamos una espátula larga de pastelero, que metemos en agua caliente (secándola bien, por supuesto), y recorriendo toda la superficie. Con el calor, la superficie queda completamente lisa. Volvemos a meter en agua muy caliente la espátula las veces que sean necesarias hasta alisar toda la superficie. Volvemos a meter en el frigorífico hasta que vayamos a cubrirla.

En esta tarta, primero he hecho los detalles de fondant. Busqué el escudo del Real Madrid por Internet y lo imprimí en el tamaño adecuado para el tamaño del bizcocho que iba a hacer. Lo imprimo varias veces para poder recortar los detalles con comodidad. Estos recortes me sirven de plantilla encima del fondant. Para cortes lisos uso un cortador de pizza.

Si hay más recovecos, como ocurre aquí con la corona, dibujo sobre el fondant con rotulador comestible de punta fina la plantilla.

Y uso una puntilla para hacer los cortes (con cuidadito de no cargarme el tapete de debajo).

Para pegar las bolitas de la corona usé un pincel con un poco de leche condensada.

Para cubrir la tarta, amasamos bien el fondant para que esté más manejable y formamos una bola. Lo estiramos bien con el rodillo hasta el tamaño que necesitemos (usé la base del molde de bizcocho como referencia). Lo enrollamos hacia nosotros en el propio rodillo.

Lo dejamos caer sobre la tarta, desenrollándolo sobre la tarta hacia delante. Alisamos bien toda la superficie y recortamos las sobras, dejando siempre como 1 cm más alrededor.

Remetemos los bordes.

Pegamos el escudo, usando de nuevo leche condensada.

Y ponemos el resto de los adornos (la cinta alrededor en la base y el 33)

Aquí podéis ver los detalles de la corona.

Y aquí, por último, la foto del corte: