jueves, 20 de octubre de 2011

Pollo agridulce o cerdo agridulce

Esta es una receta que lo mismo podemos hacer con pollo que con cerdo. Es más tradicional hacerlo con cerdo, pero en casa nos gusta más con pollo (ya se sabe que para gustos, los colores). Esta es la versión que nos hizo Javier Vilchez en su escuela de cocina (http://www.javiervilchez.com/)

Ingredientes:
 
250 gr de pollo o cerdo magro (yo usé sobremuslos deshuesados)
1 huevo
50 gr de harina de arroz (así el rebozado queda más blanquito)
1 zanahoria
1 cebolla
1 pimiento verde
1 lata de piña en almíbar de 1 Kg (si es piña en su jugo habrá que agregar azúcar)
100 ml de vinagre de arroz (imprescindible que sea de arroz)
2 cucharadas de ketchup

1 cucharada de miel
1 o 2 cucharaditas de maizena
aceite de girasol
Sal

Elaboración:

Trocear las verduras de forma regular en trozos no demasiado pequeños 

Ponerlas en una sartén con un chorreón de aceite y un poco de sal

Mientras se van sofriendo, partimos 4 o 5 rodajas de piña en trozos más o menos del mismo tamaño que las verduras

Las añadimos a la sartén junto a las verduras y las sofreimos unos minutos más
Añadimos la cucharada de miel, las 2 cucharadas de ketchup, todo el almíbar de la lata de piña y el vinagre de arroz (si la lata de piña es en su jugo y no en almíbar, habría que añadir también una cucharada de azúcar)

Lo dejamos cocinar a fuego muy suave

Cuando ya esté la verdura cocinada, diluimos la maizena con un poco de agua fría y lo añadimos a la sartén para que espese la salsa (mejor lo añadimos poco a poco para controlar lo que va espesando)

Lo dejamos hervir un par de minutos más y reservamos

En un  bol mezclamos el huevo con la harina de arroz

Removemos bien hasta formar una masa

Ponemos los trozos de pollo (o cerdo) cortados en dados regulares y salpimentados

Ponemos a calentar una sartén con abundante aceite, y cuando esté caliente vamos friendo los trozos de pollo rebozados en la pasta

Los sacamos de la sartén cuando estén bien crujientes. Los escurrimos de aceite sobre papel de cocina y los añadimos a la sartén con verduras y salsa agridulce.

Removemos bien, damos un ligero hervor y servimos inmediatamente

Si dejamos mucho tiempo el cerdo en la salsa, se nos vuelve blando (por eso es conveniente servirlo rápidamente)

martes, 11 de octubre de 2011

Tarta Hello Kitty 2



Esta tarta es la que le hice a mi sobrinilla María para su segundo cumpleaños. Empiezo a repetirme, porque ya le hice una a mi hija Marta (ver aquí), pero es que fue a petición de la homenajeada, y como casi todas las niñas anda loca con esta gatita.

El proceso es similar al de aquella tarta, aunque en este caso he utilizado más bizcocho genovés (para le base de la tarta cubierta de rosa), lo he calado con almíbar de anís estrellado y lo he rellenado de ganaché de chocolate.

Veamos el proceso:

Lo que necesitamos en primer lugar son los bizcochos genoveses (ver receta aquí). Con los ingredientes de un bizcocho he hecho la masa y la he repartido en dos planchas de bizcocho con forma redondeada (de ahí saldrán las dos alturas de la cara de Hello Kitty):



Necesitamos hornearlas sólo 8 o 10 minutos a 180º, hasta que los bordes empiecen dorarse

En esta ocasión he hecho además otras dos planchas de bizcocho rectangulares de mayor tamaño. Para ello he usado receta y media del mismo bizcho genovés, repartido también en dos planchas. Las he recortado del tamaño adecuado para la bandeja en la que pondré la tarta.

Hacemos un almíbar ligero con 250 gr de agua, 150 gr de azúcar, 2 anís de anís estrellado, dejándolo hervir unos 5-6 minutos y añadiendo al final una cucharadita de esencia de vainilla. Como es una tarta para niños, no ponemos ningún licor.

Para el relleno, hacemos un ganaché de chocolate. Necesitamos:
200 ml de nata para montar
200 gr de chocolate de postres
30 gr de mantequilla
Calentamos en un cazo la nata y la mantequilla (sin que hierva). Apartamos del fuego, añadimos el chocolate y lo mezclamos todo hasta que esté fundido.

Y empezamos a montar la tarta: mojamos con almíbar la primera plancha de bizcocho grande. Es conveniente que el bizcocho esté bien frío (incluso es conveniente hacerlo el día anterior), y el almíbar esté al menos templado.

Cubrimos con una buena capa de ganaché de chocolate

Ponemos el otro bizcocho rectangular sobre el chocolate, calándolo previamente con el almíbar por la parte que dará al chocolate.
La base la he cubierto con fondant teñido con un poquito de colorante en gel de color rosa. El fondant que he utilizado ha sido uno con sabor a nubes de la marca FunCakes (el mismo que usé en la tarta de pocoyó. Hay que cortarlo cun poco más grande de la medida del bicocho, cortar el sobrande con un cortapizzas y "remeter" los bordes por dentro.
Y ahora toca la parte de arriba. Nos buscamos una plantilla en papel de la cara de Hello Kitty con el tamaño deseado. Marcamos el contorno con un rotulador comestible.

Con un cortapizzas o con una puntilla recortamos el contorno. Debemos hacer esto con las 2 planchas de bizcocho redondas.

Para pegar la cara de la gatita a la base rosa he usado un poco de leche condensada (no me atreví con el chocolate por si manchaba sin querer más de lo debido)

Tenemos que seguir el mismo proceso que con la base: ponemos la primera capa de bizcocho y la calamos con el almíbar.

Cubrimos con el ganaché de chocolate y ponemos la otra capa de bicocho calada con el almíbar por la parte que da al chocolate

Cortamos el trozo de fondant blanco suficiente para que cubra la cara de Hello Kitty y la altura de los laterales.

Lo ponemos sobre los bizcochos, alisando bien el fondant y remetiendo bien los bordes.

Vamos añadiendo los detalles de la carita, con fondant usando el colorante en gel necesario para cada color. Si necesitamos resaltar algo podemos usar también otuladores de tinta comestible.
Para los bigotes, he usado fondant teñido con colorante en gel de color negro . Hacemos pequeños bastones e introducimos dentro la mitad de un palillo (que será lo único que no se coma de la tarta)
Para pegar todos estos detalles (incluidos los bigotes) he usado también el tubo de leche condensada.

Por último, le he pegado unos corazoncitos de azúcar rosas y blancos de la marca Vahiné.

Aquí podeis ver fotos del corte, cuando comenzó la decapitación: