lunes, 4 de abril de 2016

Tomatillos cherry gratinados con queso







La receta de hoy (si se puede llamar así, por lo sencilla que es) es un homenaje a mi tierra. Fue una de las que hicimos un grupo de blogueras de la provincia que colaboramos en la “Feria de Turismo interior Jaén, tierra Adentro”. Allí descubrí el fantástico queso semicurado de cabra que utilizo en la receta, que encima es de una joven empresaria paisana mía a la que tuve el gusto de conocer en esa feria. Es de la Quesería artesanal Cumbres del Segura. Lo elaboran en una pequeña aldea llamada Pontón Alto, del municipio Santiago Pontones, en la Sierra de Segura. Si tenéis ocasión, no dejéis de probarlo.

Y para seguir con mi tierra, he elegido uno de los mejores y más premiados aceites de oliva virgen extra de la Provincia de Jaén, que no necesita ningún tipo de presentación: Oro Bailén.

Lo mejor de todo es que la receta es sencillísima de hacer, y en un momento podemos tener listo un riquísimo aperitivo o entrante.

 

Ingredientes:

Tomatillos cherry
Queso de cabra semicurado (no es el de rulo)
Orégano (u otra hierba que os guste)
Aceite de oliva virgen extra




Elaboración:

Lavamos bien los tomatillos, los secamos y los partimos por la mitad. Los vamos poniendo en un recipiente apto para el horno con la parte cortada hacia arriba hasta cubrir toda la superficie.

Ponemos por encima un poco de orégano ( o de la hierba o hierbas elegidas).

Regamos con un buen chorreón de aceite de oliva virgen extra.

Cortamos en lascas no demasiado gruesas el queso de cabra semicurado.

Vamos poniendo las lascas de queso sobre los tomates hasta cubrir toda la superficie.

Lo metemos a gratinar en el horno unos minutos, hasta que veamos que el queso empieza a dorar. Si es poca cantidad y por tanto nuestro recipiente es pequeño, lo podemos gratinar incluso en el microondas si dispone de grill.

Ya sólo queda disfrutar primero del olorcito mientras se gratina y luego al comerlo….



¡Buen provecho!