domingo, 29 de marzo de 2015

Mini donuts de calabaza


 
Como todos los domingos de mes, volvemos a la carga con el AsaltaBlogs. En esta ocasión le ha tocado al blog Gallecookies. De entre todas las cosas ricas que he encontrado, me decidí por sus donuts de calabaza, porque me encanta usar la máquina de hacer donuts con mis hijos y porque también en casa usamos mucho la calabaza y es bien recibida por todos. De hecho, como tenemos producción de calabaza familiar (mi suegro las cultiva divinamente en su huerto), siempre tengo calabaza limpia y troceada en el congelador, tal y como la he usado en esta receta. Además de calabaza, incluye entre sus ingredientes varias especias, lo que da a estos donuts un aroma muy agradable.


Como todos los donuts que se hacen con este aparatito (yo ya publiqué estos mini donuts, que son bastante populares en casa), no tienen el sabor de los típicos donuts; son más como unos ricos bizcochitos, pero son muy divertidos y a los niños les encanta, sobre todo si les dejas que participen en el proceso de elaboración. Desde luego estos mini donuts de calabaza tengo que claro que los haremos muchas veces en casa.

Ingredientes: (para unos 40 mini donuts)

225 g. de calabaza
150 g. de azúcar
80 gr de aceite de oliva virgen extra
     (que sea suave)
50 ml de leche
2 huevos
½  cucharadita de canela
¼  cucharadita de jengibre
¼  cucharadita de nuez moscada
½  cucharadita de sal
1 y ½ cucharaditas de levadura
150 g. de harina
Azúcar glas para espolvorear
 


Elaboración:


Lo primero que tenemos que hacer es cocinar la calabaza. La forma más rápida y fácil de hacerlo es con el microondas:
Partimos la calabaza en trozos y los ponemos en un recipiente apto para microondas. En mi caso, la calabaza la tenía congelada así en trozos, y los usé así directamente.

La cocinamos a máxima potencia durante 5 minutos. Sacamos el recipiente pata removerla bien y la volvemos a cocinar otros 5 minutos a máxima potencia. Tenemos que asegurarnos que queda bien tierna para poderla triturar bien. En caso que aún no lo esté, cocinamos algún minuto más.

La ponemos a escurrir sobre un colador para que suelte todo el líquido que le haya quedado, y la dejamos templar un poco.

Tenemos que triturar la calabaza junto al azúcar, para luego añadir el resto de ingredientes y batirlos todos bien. Yo lo he hecho, por comodidad, con Thermomix:  Ponemos en el vaso la calabaza y el azúcar y trituramos 1 min, vel 6

Añadimos el aceite, la leche, los huevos, la sal y las especias (canela, jengibre y nuez moscada). Trituramos 15 seg, vel 6

Tamizamos la harina junto a la levadura, y las añadimos al vaso. Mezclamos 10 seg, vel 6

Acabamos de integrar el resto de harina con una espátula.


Por comodidad, me gusta echar la masa para hacer los donuts en un biberón de cocina, que me permite controlarla mejor para ponerla en los huecos.

Enchufamos la donutera y esperamos a que la luz nos indique que está lista. Ponemos la masa en las cavidades de la maquinita, teniendo cuidado de no sobrepasar el borde y de no llenar de masa la parte central, para que nuestros mini donuts tengan agujerito.

Los coceremos unos 5-6 minutos, hasta que veamos que han crecido y están doraditos.

En estas máquinas, siempre se dora más uniformemente la parte de abajo, por lo que me gusta darles la vuelta cuando los bizcochitos ya han subido bien para dorarlos por los dos lados.

Los ponemos en una rejilla a enfriar y seguimos haciendo mini donuts hasta que terminemos toda la masa (me han salido unos 40 con esta receta).

Podemos glasearlos con lo que nos guste o se nos ocurra, aunque yo en este caso simplemente los he espolvoreado con azúcar glas.

Desde luego, de estos tampoco te podrás comer solo uno...

 
¡Buen provecho!