domingo, 26 de enero de 2014

Arepas



Esta es, sin duda, la entrada más difícil de todas las que he publicado en mi blog. Como muchos sabéis, el último domingo de cada mes toca publicar para el Asaltablogs. En esta ocasión vamos a rendirle un merecido homenaje a una de las asaltantes habituales de este reto: Carolina, del blog Bocadillo suculento. Se trata de una Venezolana hija de emigrantes Gallegos, residente en el sur de Tenerife hasta el pasado 29 de noviembre, día en que falleció. Era una apasionada de la vida, de su marido, de sus dos hijos y de su perro. Gracias a su blog nos abrió una ventana a su mundo y su familia, a sus orígenes, sus inquietudes… A pesar de no conocerla personalmente, he quedado impactada al igual que el resto de mis compañeros del Asaltablogs. Empezar a publicar en un blog como el nuestro implica empezar a compartir recetas con el resto del mundo, pero al final acabas compartiendo mucho más que eso y formando parte de una gran familia… Es un honor para mí publicar tus Arepas, que no pueden ser más venezolanas. Allá donde estés espero que disfrutes con este pequeño homenaje que hemos querido rendirte…
Este es un plato que ya conocía gracias a una compañera de colegio de mi hija Marta: Ainhoa, una lindísima  venezolana que compartió con mi hija varios cursos y sus arepas en alguna que otra cena, pero que tuvo que irse a vivir a otra ciudad. Espero que la vida las trate muy bien tanto a ella como a su madre, Rosana.

 
Ingredientes: (para 10 arepas pequeñas)

150 gr de harina de maíz precocida P.A.N.
300 gr de agua
½ cucharadita de sal


Elaboración:
Para elaborar la masa, debemos mezclar bien todos los ingredientes. Podemos hacerlo a mano perfectamente, pero yo he usado mi Thermomix para facilitar el proceso:
Ponemos todos los ingredientes en el vaso.

Mezclamos durante 20 segundos a velocidad 6.
Al abrir la máquina lo encontraremos todo bien esparcido por todo el vaso y la tapadera.

Lo bajamos todo con una espátula de silicona y retiramos toda la masa del vaso.

Con las manos (ligeramente humedecidas si se nos pega demasiado la masa), vamos formando bolas de unos 50 gr  (si queremos arepas pequeñas)


Aplastamos esa bola entre las dos manos hasta que queden con un grosor de 1 cm aproximadamente, redondeando los bordes con los dedos para que queden bonitas.

Si no las vamos a cocinar inmediatamente, ponemos un trapo por encima ligeramente humedecido para que no se resequen.

Para cocinarlas, podemos seguir varios procedimientos:
Hacerlas a la plancha, hasta que queden doradas:
Freirlas hasta que estén doradas:
Marcarlas a la plancha y terminarlas de hacer en el horno hasta que las veamos bien hechas
Yo he hecho unas poquitas a la plancha:


Y otras poquitas fritas:

Si las freimos, las pondremos a escurrir sobre papel de cocina para que suelten el aceite sobrante.

Ya sólo queda abrirlas con un cuchillo y rellenarlas de lo que queramos. Yo en esta ocasión las he rellenado de jamón york y queso, pero las podéis rellenar de lo que queráis.

Como vemos, las que hemos frito quedan con un color diferente de las que hemos hecho a la plancha, pero de las dos formas están bien ricas.



¡Buen provecho!

domingo, 19 de enero de 2014

Galletas de los Reyes Magos - Galletas de cristal


Estas son unas galletas que tenía en mi interminable lista de pendientes desde hace muchísimo tiempo. Este año me propuse hacerlas con caramelos de los que recogiéramos en la cabalgata de los Reyes Magos, y eso hemos hecho. Me han ayudado mis hijos a hacerlas y ha sido muy divertido. Quedan muy vistosas con el caramelo derretido a modo de cristal en el centro de la galleta. Es conveniente no poner mucha cantidad de caramelo para que el “cristal” quede bien finito y no cueste trabajo comerlas.

Ingredientes:  (para unas 24 galletas medianas)

200 g de harina de repostería
50 harina de arroz *
125 g de mantequilla
      (muy fría, cortada en daditos)
120 g de azúcar
1 huevo
Ralladura de un limón
     (o aroma de vainilla, según gustos)
1 pizca de sal
Caramelos de colores
     (de la cabalgata de los Reyes Magos)


* Si no tenemos harina de arroz, poner en total 250 gr de harina de repostería

Elaboración:

Para hacer la masa de las galletas con Themomix, ponemos en el vaso la harina, la mantequilla, el azúcar, la sal, la ralladura o el aroma y por último el huevo. Mezclamos durante 15 seg, vel 6.

Si lo hacemos con la KitchenAid:
Ponemos el bol todos los ingredientes:

Amasamos a velocidad media durante un minuto aproximadamente, hasta que veamos que se ha hecho la masa.

Hacemos una bola y la envolvemos en papel film. La metemos a enfriar en la nevera mínimo una hora, para que compacte.

Mientras se enfría la masa, vamos partiendo los caramelos, ya que  sólo usaremos la mitad en cada galleta para que la capa de cristal sea finita. Si usáis caramelos más pequeños no os hará falta partirlos.

Cuando ya está fría la masa, la estiramos con un rodillo sobre un mantel de silicona o sobre papel de hornear. La dejamos de un grosor de unos 5 o 6 milímetros.

Cuando esté estirada, ponemos un papel de horno por encima y alisamos bien toda la superficie arrastrando el rodillo por encima.

Cortamos las galletas con los cortadores elegidos (uno para el contorno de la galleta y otro para el centro donde irá el caramelo).
Si la masa sigue bien fría, las vamos trasladando a la bandeja donde las vayamos a hornear (a la que a mí me gusta ponerle un mantel de silicona). Si no está tan fría como para manejarlas con comodidad, podemos precortarlas en la masa y volverla a enfriar en la nevera para que vuelva a compactar y las podamos manejar sin que pierdan la forma.

Los recortes, podemos volver a amasarlos y estirarlos y cortarlos, enfriándolos convenientemente.

Ponemos ½ caramelo en el hueco del centro de cada galleta (yo tuve de ayudante a mi pelirroja preferida).

Lar horneamos (en horno precalentado), con calor arriba y abajo (pero sin aire) a 180º unos 10-12 minutos, según el horno. En mi horno salen mejor si la bandeja la coloco en la segunda posición del horno, empezando por arriba.

Al sacarlas del horno, el caramelo estará demasiado líquido por el calor. Las dejamos que enfríen un poco sin quitarlas de la bandeja para que solidifique el caramelo. Cuando ya podamos manejarlas, ya sí las pasamos a una rejilla para que terminen de enfriar.

Aquí podéis ver la diferencia entre antes y después de hornear. Aunque al principio parezca que el caramelo no se va a derretir, cuando transcurra el tiempo de horneado veréis cómo se derrite completamente.

Y como aquí no se tira nada de nada, en una última tanda ponemos a hornear todos los centros que hemos ido sacando de las galletas, que tendrán todos un tamaño uniforme. Estos tardaran bastante menos en dorarse (con 5 minutos es más que suficiente).

Y así de bonitas quedan nuestras galletas:
 
Aquí podéis ver lo bonitas que se ven al trasluz:
 
¡Buen provecho!
 

viernes, 10 de enero de 2014

Pizza corona


Unos días antes de las vacaciones de navidad vi que circulaba por Internet una foto en la que mostraba paso a paso cómo hacer una pizza un tanto especial, con forma de corona (podéis ver la foto aquí). Me pareció una idea estupenda para hacer algo más especial para los niños en alguna de las cenas navideñas. Concretamente, nosotros la hicimos para la cena de nochevieja.

Así además aprovecho la ocasión para publicar la masa de pizza que hacemos normalmente en casa y que nos encanta, que se la debo a Tuonela, del blog Cardamomoland (nombre que con el que ha bautizado cariñosamente a su tierra adoptiva, Finlandia). Desde que la probé, es la que hacemos siempre en casa, aunque para variar la he adaptado a Thermomix… Aquí podéis ver su recetaza: nos os podéis perder su detallada entrada sobre la elaboración de pizzas sobre piedra de hornear.

Está claro que la podéis rellenar de lo que más os guste. Yo no quise problemas con los niños y me quedé en tomate, jamón York y queso, pero aquí sí que es a gusto del consumidor…


Ingredientes:

Para la masa:  (salen 2 pizzas)

320 gr de harina de fuerza
200 ml de agua
1 sobre de levadura seca de panadería
       (equivalente a 14 gr de la fresca)
1 cucharadita de sal (8 gr)
1 cucharadita de azúcar (6 gr)
15 gr de Aceite de oliva virgen extra


Para el relleno:

Tomate frito (mejor si es casero)
Queso mozzarela
Orégano
Jamón York


Elaboración:

Ponemos en el vaso de la Thermomix el agua, la levadura, el azúcar y la sal. Programamos 1 min y medio, 37º, vel 4.

(Nota: a pesar de oir en innumerables ocasiones que la sal mata la levadura y no se pueden mezclar directamente, nunca he tenido ningún problema haciéndolo así)

Programamos 30 seg, vel 4 y durante ese tiempo, con la máquina en marcha, vamos añadiendo el aceite por el bocal.
Dejamos reposar la mezcla en el vaso con la tapadera puesta unos 10 minutos (hasta que burbujee)

Añadimos la harina y mezclamos 30 seg, vel 4. Después amasar 2 min, vel espiga.

Con las manos untadas en aceite de oliva ponemos la masa en un bol (que también habíamos pincelado con aceite). 

Tapamos con un paño y lo dejamos levar 1 hora o 1 hora y media (hasta que haya doblado su volumen)

Lo volcamos sobre la encimera espolvoreada con un poquito de harina y desgasificamos la masa apretando con las manos para sacar las burbujas de aire.

En este momento podemos dividir en 2 bolas y envolver bien en film transparente para congelarlas o para mantenerlas refrigeradas durante 1 día.

Cuando la vayamos a hornear, estiramos la masa primero con un rodillo y luego con las manos sobre papel vegetal en una bandeja de pizza para el horno, para darle la forma.
 
Cubrimos de nuevo con un paño y la dejamos levar otros 15 min.

Para formar la corona, con ayuda de un cortapastas pequeño o con un tapón de botella hacemos un agujero en la parte central.

Con otro cortapastas redondo más grande o con el filo de un tazón, marcamos otro redondel para que sepamos hasta dónde cortaremos para formar la corona.
Con un cuchillo, hacemos cortes en vertical, horizontal y en las dos diagonales.


Ponemos el tomate frito en la parte con forma de aro que ha quedado sin cortar, dejando un pequeños espacio hasta el borde para que no se nos salga al hornear.

Añadimos el orégano, el queso y el jamón York
Vamos formando la corona tomando cada una de las secciones que hemos cortado, desde el interior hasta la parte exterior de la pizza, metiendo un poquito por debajo cada tira de masa.


Yo he pincelado con un poco de leche la masa de pizza que queda por encima.


Horneamos a 200º en horno precalentado hasta que esté doradita (unos 10-15 minutos, según el horno)
 

Ya sólo me queda mostrar el corte, para que se vea lo esponjosa que sale:
 

¡Buen provecho!