domingo, 27 de octubre de 2013

Pastel de carne


De nuevo vuelve a ser último domingo de mes, y volvemos con el AsaltaBlogs. Este mes nos ha tocado asaltar el blog Gastroadikta, un blog con variadas y buenas recetas y con unas fotografías estupendas, que van mejorando en cada publicación. 
A pesar de ser muchas las recetas que me tentaron, al final me decanté por el pastel de carne y patata gratinado, que a Paco, mi querido esposo, le encanta. Es una receta que comemos en casa bastante a menudo y que aportó él a nuestro recetario particular. Les gusta mucho incluso a mis hijos, con lo cual da gusto hacerla en casa, y además no es nada complicada. Como siempre, he hecho alguna pequeña adaptación a nuestros gustos.

Ingredientes:

1 kg de patatas
1 litro de leche (no la usaremos toda)
20 g de mantequilla
250 g de carne picada de cerdo
250 g de carne picada de ternera
1 cebolla
1 diente de ajo
1 trocito de pimiento rojo
1 pimiento verde
Salsa de tomate (mejor casera)
100 g de queso rallado (para gratinar)
Aceite de oliva virgen extra
Sal
Especias al gusto
(pimentón, orégano, pimienta blanca y comino molido)


Elaboración:
Por un lado tenemos que preparar el puré de patata y por otro el sofrito de cebolla, pimientos y carne picada. Yo, por comodidad, suelo preparar el puré de patata en Thermomix, y a la vez en la sartén voy haciendo el sofrito. si no tenéis Thermomix, sólo teneis que preparar el puré como lo hagais habitualmente. Os cuento cómo lo he hecho yo:

Cubrimos el fondo de una sartén con aceite de oliva virgen extra y ponemos a sofreir la cebolla bien picadita con un poquito de sal:
Mientras, ponemos en la Thermomix la mariposa y añadimos las patatas peladas y cortadas en cuadraditos, con un poco de sal:
Añadimos la leche, de forma que no cubra del todo las patatas. Así conseguiremos un puré bastante cremoso. En casa nos gusta así, sobre todo porque luego tendrá que ir al horno y no queremos que quede demasiado seco:
Tapamos con el cubilete y programamos 30 minutos, 90º, vel 1. 
Mientras se cuecen las patatas, seguimos con el sofrito:
Cuando la cebolla empiece a dorar, añadimos el diente de ajo bien picadito:
Le damos unas vueltas y añadimos en trocitos pequeños el pimiento rojo y verde:
Cuando esté sofrito el pimiento, añadimos la carne picada de cerdo y ternera y ponemos sal y las especias que nos gusten (yo he puesto pimentón, orégano, un poquito de pimienta blanca y una pizquita de comino molido):
Sofreimos la carne hasta que deje de estar cruda, pero no la cocinamos demasiado porque terminará de hacerse en el horno.
Ponemos el sofrito en el fondo de una fuente apta para horno:
Cubrimos con la salsa de tomate casera:
Ahora tenemos que terminar el puré de papata para ponerlo por encima.
Comprobamos que las patatas están bien cocidas terminados los 30 minutos. Si vemos que hay demasiado líquido, podemos apartar un poco en un recipiente antes de triturar la patata y la leche, que siempre lo podremos añadir posteriormente.
Incorporamos la mantequilla y, sin quitar la mariposa, programamos 30 segundos, vel 3:
Queda un puré muy cremoso, pero no muy líquido.
Lo ponemos en la fuente de horno, por encima de la capa de tomate frito:
Cubrimos la superficie con el queso rallado:
Lo metemos al horno precalentado a 200º C (posición gratinador, con aire si es posible) hasta que la superficie esté doradita (unos 12-15 minutos) 
Queda así:
Se puede tomar caliente o templado. Aquí podéis ver fotitos del corte:

¡Buen provecho!