miércoles, 31 de julio de 2013

Whoopies de chocolate y platano



Con el fin de mes, viene de nuevo la recetilla del reto AsaltaBlogs. Este mes nos ha tocado un blog de los de solera, el blog de Paula, Con las zarpas en la masa. Ha sido muy difícil elegir la receta, por la cantidad de posibilidades. Me he decidido al final por estos Whoopies de plátano y chocolate (los encontraréis en su blog como Banana & ChocWhoopie Pie), que son unos pastelillos que hace tiempo que quería probar, y en los que usa Nesquik de plátano para el relleno, que me miraba constantemente cuando lo veía en el súper. El caso es que el relleno que utiliza en su receta Paula es una especie de buttercream de plátano, y a mi lo del buttercream no me termina de convencer (salvo el de chocolate, que ese si me reconvence). El caso es que como los Whoopies originales iban rellenos de crema de malvavisco (nubes, para entendernos), he hecho una mezcla de nubes y plátano a ver cómo resultaba, y la verdad es que me ha encantado. Para asegurarme el éxito en la merienda a la que los llevé, en la que me constan los gustos chocolateros de varios de los asistentes, la mitad los rellené de esta crema de plátano y la otra mitad con ganaché de chocolate casero. Los rellenos de chocolate estaban deliciosos, pero los rellenos de plátano me resultaron aún más ricos, pero es que a mi la combinación de plátano y chocolate me encanta.

Ingredientes: (para 40 whoopies, aprox)


Masa de chocolate:
- 250 gr de harina
- 80 gr de cacao en polvo sin azúcar
- 1 1/2 cta de bicarbonato
- 1/2 cta de sal
- 110 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
- 170 gr de azúcar moreno
- 1 huevo
- 1 cta de esencia de vainilla
- 240 ml de leche

Relleno de nubes y plátano:
(para rellenar unos 20 whoopies)
70 gr de nubes blancas
140 gr de nata
30 gr (3 cucharadas) de Nesquik de plátano

Relleno de chocolate:
Ganaché de chocolate casero (para la cantidad que necesitaremos usaremos sólo 100 gr de chocolate, y el resto siguiendo las proporciones de la receta)


Elaboración:
Vamos a empezar elaborando el relleno de plátano, para que se enfríe bien antes de rellenar con él los whoopies:
Ponemos en un cazo los 140 gr de nata, lo mezclamos bien y lo ponemos al fuego, no muy fuerte, hasta que empiece a hervir. En ese momento, agregamos las nubes (si son muy grandes mejor partidas en trocitos pequeños), y seguimos removiendo hasta que se deshagan completamente.
Vertemos el contenido en otro recipiente rápidamente, que si no espesará en el cazo.
Tenemos que mover esta crema de plátano de vez en cuando para que no cuaje. Cuando se haya enfriado es mejor meterla en la nevera, pero acordándonos de removerla de vez en cuando.

Pasamos a hacer los pastelitos de chocolate:
Precalentamos el horno a 190º (calor arriba y abajo, con ventilador)
Lo primero que hay que hacer es mezclar todos los elementos sólidos: harina, cacao, bicarbonato y sal. Yo los mezclo en la Thermomix 2 min, vel 3. Reservamos.
Luego tenemos que batir la mantequilla con el azúcar. Yo primero trituro, sin lavar el vaso, el azúcar moreno durante 30 seg, vel 10.
Añadimos la mantequilla y lo mezclamos 2 min, vel 3.
 Incorporamos el huevo y la esencia de vainilla (30 seg, vel 3)
 Ahora hay que incorporar, alternativamente, los ingredientes secos en tres veces y los líquidos en dos, que en este caso es sólo la leche:
En Thermomix, usaremos la velocidad 3 y cada vez que incorporamos algo al vaso lo mezclaremos durante 20-30 seg:
Añadimos un tercio de la mezcla de los ingredientes sólidos, mezclamos. Añadimos la mitad de la leche y mezclamos. Añadimos por segunda vez un tercio de la mezcla de los ingredientes sólidos, mezclamos. Añadimos la otra mitad de la leche, mezclamos y terminamos poniendo el último tercio de los ingredientes sólidos y mezclamos.

Ponemos nuestra masa en manga pastelera. Si no tenemos a mano un “pinche” de cocina, nos podemos ayudar con una jarra.
Sobre una bandeja, con papel de hornear o silpat, formamos pequeños montoncitos (espaciados porque crecen en el horno).

Yo he hecho unos más grandecitos y otros más pequeños, a ver qué tal quedaban. Pensaba que los grandes quizás eran demasiado grandes, pero también están estupendos.
Horneamos a 190º durante unos 7-9 minutos en mi horno, según el tamaño del whoopie.
Dejamos enfriar, mejor sobre una rejilla en cuanto podamos retirarlos de la bandeja sin achicharrarnos.

Cuando tengamos los whoopies listos para rellenar, tenemos que batir la crema de plátano con una batidora de varillas o con la Thermomix, como hice yo. Los batí durante 2 minutos a velocidad 6. Si enfriamos un poco esta crema será más fácil manejarla (yo no lo hice y tuve que pelearme con los hilillos de plátano, aunque terminé ganando).
Ya sólo nos queda rellenar los whoopies, unos con la crema de plátano y otros con el ganaché de chocolate. 

Escogeremos las dos partes de whoopie del mismo tamaño para que queden mejor. Untamos una de las mitades y colocamos la otra encima.
Es conveniente meterlos un ratito en la nevera para que tome cuerpo el relleno.



Aquí podéis ver una foto del corte, para que podáis apreciar lo jugositos que quedan estos pastelillos por dentro:



¡Buen provecho!

miércoles, 24 de julio de 2013

Canapés de pimiento y queso de cabra



Aquí llega la tercera y última entrega de los canapés que hice en navidad, que ya me vale con la fecha en la que estamos... Lo bueno es que son apropiados en cualquier época del año. Se trata de unos canapés de mermelada de pimiento rojo al azafrán con una crema de queso de cabra y pimiento caramelizado encima. Si no os gusta mucho el queso de cabra lo podéis sustituir por cualquier queso crema de vuestro agrado, que quedarán igual de buenos.
Los serví junto a los canapés de paté de perdiz, tomate confitado y cebollacaramelizada y a los canapés de salmón y salsa tártara, para que hubiera para todos los gustos.



Ingredientes:
Un rulo de queso de cabra
Un poquito de leche
3 planchas de pan de molde



Elaboración:
Troceamos el rulo de queso (si unsamos un queso crema no es necesario).

Lo ponemos en la batidora junto con un chorreón de leche para que quede cremoso y trituramos bien.

Debe quedar cremoso, pero no excesivamente líquido.

Ponemos parte de este queso sobre la primera plancha de pan de molde.

Extendemos bien el queso.

Aparte, untamos una de las caras de la segunda plancha de bizcocho con mermelada de pimiento rojo.

La extendemos bien.

La colocamos bocabajo sobre la plancha primera que habíamos untado con la crema de queso, de forma que queden en contacto la parte del queso con la parte de la mermelada.

Untamos también de queso esa segunda plancha, y la tercera la untamos con mermelada de pimiento rojo.

Colocamos esta tercera plancha sobre la segunda de la misma manera (la mermelada de la tercera sobre el queso de la segunda, en contacto).

Partimos los canapés del tamaño deseado (yo lo he hecho con el cuchillo jamonero), y ponemos un trocito de pimiento caramelizado sobre cada canapé y un chorreoncito del almíbar de los pimientos.

Aquí podéis ver la foto del corte.

Y aquí podéis ver los distintos canapés que preparé juntos, que os los he ido poniendo por entregas:

Canapés de pimiento y queso de cabra

¡Buen provecho!



Pimientos caramelizados


 

Ingredientes:
1 pimiento rojo (unos 300 gr en limpio)
Aceite de oliva virgen extra
100 ml de agua
150 gr de azúcar
50 ml de vinagre de manzana
1 pizca de sal



Elaboración:
Lavar los pimientos. Quitarle nervios y semillas y partirlos en tiras no muy largas.

Saltear ligeramente los pimientos en un poco de aceite de oliva.




Añadir el agua, el vinagre, el azúcar y una pizquita de sal y cocer a fuego suave unos 50 o 60 minutos.

Deben quedar bien caramelizados y con bastante almíbar.


Estos pimientos caramelizados están buenísimos sobre un solomillo a la plancha, o sobre una tosta con queso. Yo los he suado en estos canapés de pimiento y queso de cabra.

¡Buen provecho!

Mermelada de pimiento rojo al azafrán


 
       Ingredientes:
       1 pimiento rojo
       Azúcar (el 50 % de peso del pimiento)
       Azafrán en hebra
       100 ml de agua
       Aceite de oliva virgen extra
       Sal



Elaboración:
Lavar, quitar los nervios y las semillas del pimiento. Picar en trozos pequeñitos.

Pesar el pimiento y pesar la mitad de ese peso de azúcar.


Poner en un cazo el pimiento en trocitos y el azúcar que hemos pesado, junto con 100 ml de agua, un chorreoncito de aceite de oliva y una pizquita de sal.

Cocinar a fuego muy suave unos 45 minutos (mejor tapado, para que no pierda mucha agua). Si vemos que es necesario, podemos añadir un poco más de agua durante la cocción.

Añadir 5 o 6 hebras de azafrán y dejar que infusiones durante 10 minutos

Triturar bien y dejar templar.


Esta mermelada sirve para acompañar cerdo, pollo, ponerla en tostas con queso...
Yo la he usado para hacer estos canapés de pimiento y queso de cabra.

¡Buen provecho!