lunes, 25 de junio de 2012

Tarta pez para Gonzalo


Hoy vengo de nuevo con una tarta de cumpleaños. Es la que le he hecho a mi hijo Gonzalo que, como ya os he dicho en la entrada anterior (las galletas para el cole), cumplió 4 añitos el pasado domingo 17. Es una tarta más que conocida en internet, de las que no se sabe muy a ciencia cierta quién la hizo primero. Por lo que he podido averiguar, esta pudo ser la primera (si alguien sabe de alguna anterior, que lo diga).
La original es una tarta de trufa cubierta con lacasitos. Yo he hecho un bizcocho y lo he cubierto con ganaché de chocolate y lacasitos.
Debo reconocer que ha sido una de las tartas más aclamadas por los peques del cumpleaños. Cenaron todos estupendamente bajo la amenaza de no probar la tarta, ¡impresionante! 
Es una tarta que requiere su rato hasta que colocas todos los lacasitos, pero es bien sencilla.


Ingredientes:

1 bizcocho de chocolate rico rico (ver receta aquí)
150 gr de leche evaporada
200 gr de chocolate de postres
Muchos lacasitos (usé unos 300 gr)
Opcional: almíbar para calar el bizcocho

Elaboración:
Una vez elaborado el bizcocho, lo primero que hacemos es el ganaché de chocolate. En este caso, en vez de la receta tradicional con nata y chocolate (ver aquí), lo he hecho con leche evaporada, tal y como vi en la tarta pez de cocina x 2.
Para ello, calentamos en un cazo los 150 gr de leche evaporada, sin que llegue a hervir:
 Añadimos en chocolate, y lo dejamos reposar 2 o 3 minutos en la leche evaporada caliente:
Pasado ese tiempo, removemos bien hasta que quede en una crema uniforme:
Damos la vuelta al bizcocho para que esté más uniforme la que será la parte superior de la tarta. Si el bizcocho es más abultado por la parte del centro, cortamos un poco ese copete antes de darle la vuelta para que asiente mejor.
Cortamos un sector en uno de los lados que nos servirá para la cola del pez, dejando además el hueco de la boca:
Le cortamos la puntita al sector para que lo podamos pegar mejor al cuerpo, y lo colocamos en el lado opuesto:
Mirad el corte tan rico que queda en el bizcocho:

Si queremos calar el bizcocho, este sería el momento de hacerlo. Podríamos includo rellenarlo con crema pastelera o unas natillas espesas. En este caso, como el bizcocho es bantante jugoso, no le he hecho nada.

Antes de empezar a cubrir de chocolate, es conveniente cortar tres trozos de papel de horno para cubrir todos los alrededores de la tarta y no manchar la bandeja con la blonda en la que luego vamos a presentar la tarta. Queda así:
Antes de comenzar a cubrir la tarta, es conveniente separar los lacasitos por colores, porque luego nos facilitará el trabajo:
Preparé también otros pocos lacasitos de tamaño pequeñito par los detalles:
Tenemos que cubrir la tarta con el ganaché de chocolate:
Hay que cubrirlo bien por todos los lados. No importa si cae chocolate por los lados, porque luego volvermos a cambiar el papel de horno y quedará nada manchado:

Una vez bien cubierto (incluso con un par de capas o más), empezamos a colocar los lacasitos desde la parte de la boca:
Enseguida, llegamos a la parte del ojo, que he puesto con los lacasitos pequeñitos:
Y seguimos poniendo filas de colores hasta cubrir toda la superficie. Para la cola y las filas que lo han necesitado he usado también los lacasitos pequeñitos. Una vez colocados todos los necesarios, retiramos con cuidado los papeles de horno.
Al fina, quedó así:


 Y aquí está preparada para encencer las velitas:
¡Espero que os haya gustado! A los niños, les encantó.

viernes, 22 de junio de 2012

Galletas de cumpleaños para Gonzalo



El domingo fue el cuarto cumpleaños de mi hijo Gonzalo. Estas son las galletitas que llevó al cole para regalar a sus compañeros. Son galletas de mantequilla (pulsa aquí para ver la receta), decoradas con glasa real.
















 Como podéis ver, sigo haciendo buen uso de mis sprinkles de colores:









jueves, 14 de junio de 2012

Mojete de esparragos



La receta de hoy es de nuevo de las de cocina tradicional y de herencia. En este caso me ha enseñado a hacerla mi suegra Conchita, y ya forma parte de nuestro recetario habitual. Según tengo entendido, aprendió de la familia de mi suegro Paco, que es de la zona de Priego de Córdoba, concretamente de El Cañuelo.

He visto en internet que se prepara en otras zonas de España, aunque no de la misma forma. Yo lo voy a preparar justo como me han enseñado.

Esta misma preparación puede hacerse, en vez de con espárragos, sólo con chorizo y morcilla o con patatas tipo "a lo pobre". En casa nos encanta.

Ingredientes:
1 manojo de espárragos
1 trozo de chorizo
1 trozo de morcilla
2 dientes de ajo
Comino
Colorante alimentario
Sal
Pan rallado
Agua
1 huevo por comensal


Elaboración:
Partimos los espárragos chascándolos con la mano, desechando las partes duras. Los cocemos en agua con un poco de sal unos minutos hasta que estén tiernos pero aún enteros (luego terminarán de hervirse). 

Freímos en una sartén con un poco de aceite la morcilla y el chorizo en rodajas.

Ponemos una sartén amplia con un poco de agua a fuego medio y añadimos los 2 dientes de ajo bien picaditos y un poco de sal.

Ponemos también un poco de comino molido

Y añadimos colorante alimentario

Agregamos también un chorreón de vinagre (si nos quedamos cortos, puede añadirse más después; mejor no pasarnos).

Cuando hierva, añadimos una cucharada sopera de pan rallado (la cantidad dependerá de cómo nos guste de espeso y de la cantidad de agua que hayamos puesto).

Lo dejamos hervir un par de minutos hasta que coja consistencia.

Añadimos los espárragos ya hervidos, y dejamos hervir la mezcla otro par de minutos.

Añadimos los trozos de chorizo y morcilla fritos y dejamos hervir un poco. Probamos de sal, vinagre y comino, por si hay que rectificar.

Agregamos un huevo por cada comensal, y dejamos que se cuajen a fuego medio. (En esta caso los he usado de codorniz, por lo que puse 2 o 3 por persona)

¡Listo para servir!

Acompañar con pan, que va a hacer falta…

jueves, 7 de junio de 2012

Palmeritas de pizza



La entrada de hoy es de las rapiditas y resultonas. La tenemos lista en un ratito y es algo que a casi todos los niños les suele gustar (al menos a los míos sí que les gusta). 



Ingredientes: (para unas 24 palmeritas)
1 lámina de hojaldre (refrigerado o congelado)
Tomate frito casero
Jamón york en lonchas finas
Queso mozzarella en lonchas (u otro que funda bien)
Orégano
Queso rallado


Elaboración:
Precalentar el horno a 200º, con aire a ser posible.

Extendemos por completo la masa de hojaldre (a mi me gusta la refrigerada del Lidl, aunque para esta receta vale cualquiera que esté estirada). Cubrimos con el tomate frito y ponemos un poco de orégano por encima.

Cubrir por completo con las lonchas de jamón york:

Y cubrimos el jamón york con las lonchas de queso:
 
Enrollamos la mitad de la masa de hojaldre hacia el centro:

Y la otra mitad hacia el centro también. Como veis, ya puede uno empezar a imaginarse las palmeritas:

Cortamos en porciones de 1 o 1,5 cm:

Y las vamos colocando hacia arriba en una bandeja de horno cubierta de papel de hornear. No os preocupeis si se ven con forma "rarilla" algunas de ellas, que cuando luego crezca el hojaldre y se funda el queso quedarán bien:

Ponemos un poco de queso rallado sobre cada palmerita:

Y horneamos unos 10 o 12 minutos a 200º con el horno precalentado:

Así quedan recien saliditas del horno:


Se pueden comer tanto calientes como frías (aunque están mejor si no se han enfriado del todo).

¡Buen provecho!