miércoles, 22 de junio de 2011

Tarta de cumpleaños Pocoyó


La semana pasada fue el tercer cumpleaños de mi pequeñín. Le pregunté de qué quería su tarta y contestó que de Pocoyó, así que me puse manos a la obra y esto fue lo que salió.
La tarta esté hecha de bizcocho de chocolate blanco, mojadita con almíbar de anís estrellado y rellena de dulce de leche casero.

El dulce de leche se puede hacer con antelación (ver la receta aquí), el bizcocho es recomendable hacerlo la noche anterior para que se asiente mejor (ver la receta aquí). Preferí hacer dos planchas en lugar de un único bizcocho para que quede más uniforme tanto por el centro como por los lados. El resto del proceso lo vemos a continuación.

Tenemos que hacer un almíbar para mojar un poco el bizchocho. Hay que poner agua, azúcar y un anís estrellado hasta conseguir un almíbar. Lo dejamos templar.
Cortamos con un cortapizzas las planchas de bizcocho del tamaño deseado. En este caso preferí hacerlas rectangulares para incluir también el nombre de Gonzalo bajo el dibujo de Pocoyó. Lo mejor es sacar una plantilla en papel para que controlemos el tamaño.
Mojamos con el almíbar las dos planchas de bizcocho por la parte de abajo para que lo absorba mejor.

Cubrimos con una buena capa de dulce de leche la plancha que vamos a colocar en la parte de debajo de la tarta
Lo extendemos muy bien por toda la superficie
Colocamos encima la otra plancha de bizcocho, con la parte mojada de almíbar hacia el dulce de leche. Si os fijais en la esquina, a veces es necesario poner un pequeño trocito de los recortes para que la tarta quede lo más plana posible.
Cubrimos de nuevo con una capa muy fina de dulce de leche (servirá de pegamento para el fondant que pondremos encima)
Estiramos con el rodillo el fondant (en este caso he utilizado uno con sabor a nubes de la marca FunCakes que estaba muy bueno). Cuando lo hayamos estirado lo suficiente lo enrollamos en en propio rodillo hacia nosotros.
Lo desenrollamos sobre la tarta
Y lo adaptamos bien con las manos a la forma de la tarta. En este caso, como tenemos esquinas, es conveniente empezar por ellas para que luego no tengamos que hacer pliegues. Pasamos bien la mano por toda la tarta para que quede bien pegado por todas partes.
Cortamos todo el sobrante con un cortapizzas.
Para hacer el dibujo de Pocoyó tenemos que teñir la masa con colorantes comestibles. Para no teñirnos las manos, es conveniente mezclar la masa con el colorante dentro de una bolsita de uso alimentario.

Vamos cortando las figuras necesarias y las vamos colocando sobre la tarta.
Ya solo faltaban las velitas...



Bizcocho de chocolate blanco (Thermomix)

En este caso he hecho 2 planchas de bizcocho, porque me interesaba más para la tarta que quería hacer, aunque podría hacerse esta misma receta de una sola vez en un solo molde. 

Ingredientes:
4 huevos
250 gr de chocolate blanco valor en gotas
200 gr de azúcar
250 gr de harina
1 cucharada de esencia de vainilla
1 yogur natural
100 gr de mantequilla
1/2 sobre de levaduraRoyal (8 gr)
1 sobre de gaseosas (los 2 componentes)

Elaboración:
Precalentar el horno a 180º

Con la mariposa en el vaso, poner los huevos y el azúcar.
Programar 4 minutos, 37º, velocidad 3.
 Volver a programar 5 minutos a velocidad 3 (esta vez sin temperatura)
Quitar la mariposa de las cuchillas y añadir el chocolate blanco y la mantequilla. Batir 3 minutos, velocidad 5.
Añadir el yogur y mezclar 10 segundos a velocidad 5.
Mezclar la harina, la levadura y los 2 componetes de la gaseosa. Tamilarlos.

Añadir la harina tamizada al vaso y mezclar 15 segundos a velocidad 3.
Terminar de mezclar la harina con una espátula
Lo normal sería forrar un molde con mantequilla y harina y poner en él la masa de bizcocho.
Yo en esta ocasión prefería 2 planchas de bizcocho para una tarta cubierta con fondant, por lo que pesé la masa, la dividí en 2 partes y las puse en una placa de horno con papel de hornear bien extendidas.

Si hacemos planchas: hormeamos a 180º unos 8-10 minutos cada plancha (hasta que la veamos dorada y pinchemos con una aguja y salga limpia)
Si hacemos un solo bizcocho: horneamos a 180º unos 30 minutos aproximadamente (pinchamos con una aguja para comprobar si sale limpia)

Dulce de leche (Thermomix)


Esta es una receta muy sencillita de hacer con un resultado estupendo. Desde que la probé no he vuelto a comprar dulce de leche, ya que no cuesta nada hacerla y sale riquísimo.

Ingredientes:
1 litro de leche
una cucharada de esencia de vainilla
1 puntita de bicarbonado (para el color tostado)
125 gr de azúcar moreno
200 gr de azúcar


Poner en el vaso de la Thermomix los 2 tipos de azúcar y la esencia de vainilla
Añadir el litro de leche

Y la puntita de un cuchillo de bicarbonato (cuanto más bicarbonato pongamos, más oscuro quedará el dulce de leche)

Programar 45 minutos, velocidad 5, temperatura varoma (con el cestillo sobre la tapa para que no salpique).


Como podeis ver, queda completamente concentrada y con color tostado.
Si no nos ha quedado así de reducido,programamos unos minutos más a la misma temperatura y velocidad hasta que reduzca.
Aquí se aprecia mejor todo lo que ha disminuido después de la cocción.


Podemos usar el dulce de leche para rellenar tartas (es estupendo para tartas forradas con fondant, donde incluso se usa como pegamento para éste), o para acompañamiento en cualquier postre

lunes, 13 de junio de 2011

Asadillo


Una ensalada muy apetecible en esta época de calorcito que ya tenemos. En algunos sitios le llaman también asadillo de pimientos, ya que hay otra versión en la que se cambian los pimientos asados por habichuelillas cocidas (judias verdes), y en ese caso le llaman asadillo de habichuelillas.
Ingredientes:

3 pimientos rojos (1Kg aprox)
1,5 Kg de tomates maduritos
aceite de oliva
2 dientes de ajo
Cominos
Sal
Azúcar

Elaboración:
Lo primero que debemos hacer es asar los pimientos (incluso los podríamos tener asados del día de antes). Debemos precalentar el horno a 200º C.
Lavamos los pimientos bajo el grifo y los secamos bien con un paño.
Forramos una bandeja de horno con papel de aluminio y colocamos encima los pimientos, untando bien cada uno de ellos con aceite de oliva (con las manos o con un pincel)
Con el horno caliente a 200ºC, bajar la temperatura a 180ºC y metemos la bandeja en la altura central del horno. Debemos darles la vuelta de vez en cuando para que se doren bien por todos lados. Deben estar listos en unos 30 o 40 minutos.
Mientras se asan los pimientos, nos ponemos a cocer el tomate. Para ello, los lavamos y secamos bien, los partimos por la mitad y los rallamos.
Los ponemos en una cacerola con una cucharada de sal y 2 cucharadas de azucar (para quitarle acidez). No le ponemos nada de aceite porque no queremos que el tomate se fría, sino que queremos que se cueza.
Yo lo hago en Thermomix, por comodidad y por evitarme tenerlo que mover a mano, aunque lo habitual es hacerlo en cacerola convencional. Debemos cocinarlo hasta que el agua evapore y quede cocido y espesito el tomate, removiendo a menudo para que no se pegue.
(en TMX: 40 min, temperatura varoma, velocidad 1, con el cestillo sobre la tapa para que no salpique; si aún queda mucho líquido porgramamos unos minutos más a la misma temperatura y velocidad)
Mientras se cocina el tomate, habrán terminado  de asarse los pimientos (ya estarán doraditos por todos lados)
Los sacamos del horno y los metemos inmediatamente en una cacerola bien tapada (o cualquier recipiente con tapa) y los dejamos así hasta que estén templados. De esta forma conseguimos que los pimientos suden y se desprenda la piel con mayor facilidad cuando vayamos a pelarlos).
Cuando esté cocinado el tomate (notaremos que merma considerablemente al evaporar todo el agua), lo rectificamos de azúcar y sal (si es necesario) y lo ponemos en otro recipiente para que se vaya enfriando.
Cuando los pimientos se hayan enfriado un poco (para evitar quemarnos), los pelamos y despepitamos por completo. Es recomendable tener un cuenco con agua al lado para evitar que las pieles y las pepitas se nos queden pegadas a las manos.
Partimos los pimientos en tiras con las propias manos:
Una vez los tengamos todos en tiras, les añadimos una cucharadita de sal y un buen chorreón de aceite de oliva virgen extra.
Estos pimientos asados son por si mismos una ensalada estupenda (también les podemos añadir huevo cocido troceado, atún, cebolleta, aceitunas...). Con la sal y el aceite se conservan en perfecto estado unos días en el frigorífico.
Preparamos el majado para aliñar el asadillo, que es lo que le da el sabor característico. Debemos machacar en un mortero unos pocos cominos. Le añadimos los dientes de ajo troceados y un puñadito de sal para que no salten los ajos del mortero. Lo machacamos bien hasta conseguir el majado bien ligado:
Añadimos el majado al tomate cocido cuando ya esté templado o frío.
Añadimos los pimientos asados y removemos bien
Lo metemos en la nevera para que esté bien fresquito cuando lo vayamos a tomar. Está mucho más rico si lo hacemos el día de antes (toma mejor los sabores y está más fresquito)
También se puede congelar si hemos hecho demasiada cantidad.

Este plato es una estupenda entrada, ensalada, primer plato o guarnición de carne o pescado. En casa nos gusta mucho sobre tostaditas bien crujientes: